“La enfermedad se plantea como seña de identidad, como fenómeno maravilloso Y pese a las divergencias, los une su excepcional calidad”.

Revista OMC

Volver